Provincia de Barcelona


Santa Maria la Rodona
(Vic, Osona)

41º 55,571'N ; 2º 15,382'E




Templo edificado en el siglo XI por orden del Abad Oliva. Destacaba por su forma circular, inspirada en el templo de Santa Maria la Redonda de Roma que anteriormente había sido el Panteón de la ciudad. Su planta tenía 10,5 metros de diámetro y una cabecera semicircular en el lado de poniente


Este templo debería ser muy importante, ya que sirvió de modelo para la construcción de la iglesia de Santa Maria la Redonda de Illa (Rosellón) y del campanario del monasterio de Sant Joan de les Abadesses. Entre los años 1140 y 1180 el templo se amplió. Su planta era totalmente circular, sin ábside, de 25,25 metros de diámetro. Su fachada se encontraba dónde hoy está la escalinata que da acceso a la catedral.  


Los restos de este templo fueron descubiertos en verano del 2004 durante unas excavaciones efectuadas en la plaza de enfrente de la catedral. Se pueden ver claramente los dos recintos circulares. Este yacimiento estuvo más de un año al descubierto, a merced de las inclemencias del tiempo y llenándose de escombros. Discrepancias entre las diferentes administraciones sobre lo que se tenia que hacer con este monumento provocaron que estuviera abandonado durante todo este tiempo.


Finalmente se optó por volver a enterrar estos importantes vestigios y unas baldosas de color más oscuro indican el perímetro del templo. Es una autentica lástima que las absurdas discusiones entre las administraciones y el obispado nos hayan privado de disfrutar de uno de los hallazgos arqueológicos más interesantes de los últimos años. La particularidad y la importancia de estos restos son argumentos más que suficientes para que se hiciera una actuación en la zona que permitiera su conservación y también su contemplación. Hay muchas ciudades con elementos antiguos en su subsuelo y que han adoptado soluciones que permiten la vida cuotidiana de sus ciudadanos y la contemplación de los vestigios encontrados. ¿Por qué Vic ha de ser una excepción? A más a más todavía no se ha colocado ningún cartel explicativo de que significan estas baldosas de color diferente. Mucha gente desconoce la historia del edificio y cree que se trata de un motivo ornamental sin ningún valor. Es sin duda una muestra del poco valor que las autoridades han dado a este descubrimiento, que para los historiadores y amantes del arte fue muy importante.


En el claustro de la catedral, hay una capilla dedicada a la Virgen de la Rodona. En ella se conserva  un pergamino, que nos habla de los favores espirituales que el obispo Galceran Sacosta concedió a la cofradía de los devotos de este templo. El documento está datado el 18 de Noviembre de 1342


El pergamino está decorado con tres bellas escenas. La central corresponde a la Virgen María con el Niño en el regazo. A la izquierda podemos ver la Anunciación y a la derecha la Crucifixión de Cristo.


* Las imágenes sin el logotipo de Art Medieval han sido cedidas por el Grup de Defensa del Patrimoni Vic - Osona